UN ARTISTA DE PALABRA, CUMPLIDOR DONDE LOS HAYA
Hace tiempo que el maestro José Luis G. Ibáñez me había manifestado su intención de hacerme un retrato. Siempre pensé que era un simple pensamiento sin mayor transcendencia, pero, ayer por la mañana, en Avilés, ya tuve la inmensa satisfacción de poder contemplarlo en vivo y, más tarde, enmarcado en el Taller Las Artes de Piedras Blancas (Castrillón), quedando pendiente de decidir la fecha de la entrega aunque, posiblemente, se haga coincidir con nuestro recital del próximo día 27. Hasta el momento todo han sido parabienes y felicitaciones, a las que me uno, por la gran calidad del mismo.
Mi enhorabuena y más cordial agradecimiento, querido Amigo, siempre en deuda con tu amistad inquebrantable.