Eso era amor, de Ángel González



Le comenté:
–Me entusiasman tus ojos.
Y ella dijo:
¿Te gustan solos o con rímel?
Grandes,
respondí sin dudar.
Y también sin dudar
me los dejó en un plato y se fue a tientas.

(C) Ángel González