Homenaje a Joaquín de la Buelga. Palabras de Cristina Rudolph



Palabras para Joaquín


Aquí nos encontramos para contarles como comenzó esta pequeña reseña de alguien muy especial para nosotros.

Yo he comenzado como empiezan todas las historias, con un lápiz y un papel. A veces, vemos personas y nos pueden parecer que son diferentes, egocéntricas, inalcanzables, pero de quien os voy a hablar, está, muy… muy lejos, de lo que tales palabras significan.

Hay un hombre, cuyo nombre, Joaquín, significa, Firmeza, y es verdad, dado que es tenaz, constante, perseverante, perro también es…, honrados, espléndido, amigo de su amigos, y que, sobre todo, ama la poesía, es pasión por la más hermosa de las féminas encuadernadas, y que acaricia entre sus brazos, escuchando en silencio, sus secretos impresos en papel.

Cuando él se cruzó en mi camino, o quizás, yo en el de él, no me acuerdo muy bien, la poesía empezó a cobrar vida en mi vida. Él me tomó de la mano y me condujo a un mundo lleno de imaginación, donde los libros esperan ser abiertos y acogidos con cariño, para empezar a contar con tiernas palabras, tantos versos consumados por sus creadores.

Joaquín de la Buelga es un creador, el fundador de una pequeña gran compañía, con nombre y apellido, La Caravana del Verso, ¡cómo me gusta ese nombre!, porque con las caravanas viajamos, pero, en ésta, viajamos dejando, repartiendo nuestros versos, nuestros poemas, nuestras canciones y nuestras danzas, deseando despertar sentimientos desde las candilejas, que iluminen las palabras como en una oración.

Nos tiene muy mal acostumbrados, porque siempre lo tiene todo a punto, y nos dejamos llevar como el viento entre sus manos. Es detallista, minucioso, hay tantos adjetivos que pe podríamos poner…, pero, él, es así, el capitán de un barco que siempre quiere llegar a buen puerto. A veces, sufre, y mucho, porque la gente no valora lo que ofrece con tanta pasión, con tanto esfuerzo y amor.

Nuestra Caravana proseguirá recorriendo caminos. Joaquín, seguirá ocupándose de todo, preparando guiones, músicas, etc., y con remembranza, mirará nuestros silencios desbordantes de emociones y continuar dejando una estela, un rastro, en el lugar donde la caravana, bien sea en un pequeño pueblo entre montañas, o en un gran teatro, aparque, deseando que, en la memoria de todos aquellos que asistieron y aplaudieron, emanen bellos sentimientos, como de un hermoso manantial.

Con todo nuestro agradecimiento y cariño, para Joaquín de la Buelga, nuestro querido director.

De sus amigos, compañeros y alumnos, porque, siempre, aprendemos lo mejor de él.

Y SI NO DAS MÁS, TAN SOLO ENCUENTRA LO QUE HAY EN TUS MANOS, PIENSA QUE DAR AMOR NUNCA ES EN VANO. SIGUE ADELANTE SIN MIRAR ATRÁS.
PABLO NERUDA

Cristina Rudolph