Privilegio: La Caravana del Verso en el Real Monasterio de San Pelayo


PRIVILEGIO


Así podríamos definir la experiencia que, La Caravana del Verso, vivió en el Real Monasterio de San Pelayo, de Oviedo, donde, a partir de las 17.30 horas de la tarde de ayer, ofreció su recital, "Ofrenda Poética", uniéndose, de esta manera a los actos que, todos los años, el concejo de Sariego ofrece, con motivo de su Semana Cultural. Uno de ellos, desde hace 18 años, es la tradicional ofrenda a las Monjas Benedictinas, las Pelayas, como, popularmente, son conocidas en Oviedo, donde gozan de un elevado prestigio y respeto por parte de todos los ciudadanos, pudiendo, considerárselas, sin temor a ninguna duda, como una auténtica referencia, entre otras, de la ciudad. Tradición restablecida desde que se conmemoró el milenario del concejo.

A la hora antes citada, una nutrida representación del Concejo, encabezada por su alcalde, Javier Parajón, se acomodó en el bonito Salón de Actos, uniéndose a la Comunidad Benedictina, a cuya cabeza, la Hermana Rosario del Camino, Abadesa, ejerció de anfitriona, dando la bienvenida a todos los presentes, para asistir al recital con el que, agasajaban a sus visitantes en tan señalado día.

Rodrigo Alperi, Joaquín de la Buelga, Felipe Prieto y Cristina Rudolph, fueron, una vez más, los responsables de ofrecer un programa que, en su primera parte, ofreció poemas de algún destacado e ilustre hijo del concejo, y de algún vecino (uno de ellos, presente en la sala, Mª Aladina Foncueva, Ladi, tras recitar Cristina Rudolph el poema por ella escrito, "Alabanza a Sariego", recibió un sonoro aplauso, teniendo que levantarse y saludar a todos los presentes, así como, de Andrés Arboleya Berros), que hicieron las delicias de los presentes. Seguidamente, poemas de autores tan reconocidos como Juan R. Jiménez, Luis de Góngora, Amado Nervo, León Felipe, José Luis Martín Descalzo, etc., acompañados por canciones basadas en el Cántico Espiritual de San Juan de la Cruz, o en las Coplas de Jorge Manrique, o las muy conocidas, La Saeta, poema maravilloso de A. Machado, o Sólo le pido a Dios de Mercedes Sosa, conformaron un programa que, en algunas ocasiones, llegó a emocionar a los presentes, y logró que, transcurrieran los 60´minutos de recital en un abrir y cerrar de ojos. Así, se llegó al final, donde la antes citada Cristina Rudolph, puso la nota emotiva, al recitar el poema, "Mamá ya descansa", en recuerdo de su madre, cuyo tercer aniversario de su fallecimiento, se cumplía en el día de ayer. Finalmente, Felipe Prieto y Joaquín de la Buelga se encargaron de poner un brillante broche, con la prosa poética, "Desiderata", que finalizó con las siguientes palabras…

"Hermanas, Vecinos y Amigos de Sariego,
sed cautos,
¡esforzaros por ser felices!


La presencia de las cámaras de la Televisión del Principado de Asturias y de fotógrafos de distintos medios, dan idea de la importancia que el tradicional acto ha obtenido ya, al obtener la atención de los medios de comunicación.

Finalizado el acto, Sor Rosario del Camino, agradeció a los componentes de La Caravana del Verso su total disponibilidad y la colaboración prestada, haciéndoles entrega de unos obsequios en recuerdo de la jornada y en nombre de toda la Comunidad. A continuación, todos los presentes se trasladaron a la Iglesia, donde se llevó a cabo la segunda parte, la tradicional ofrenda de Sariego a sus monjas, dando por finalizada este sencillo, pero, entrañable acto, a cuyo término, todos, sin excepción, nos hemos sentido un poquito mejores.



< >