Alfonso Camín, un olvido incomprensible: La Nueva España

Felipe Prieto y Joaquín de la Buelga, durante el homenaje
a Alfonso Camín. A. P. P.

Fuente: La Nueva España

Ana Paz PAREDES
"Camín era el poeta de la libertad y de la independencia, rechazaba toda represión y toda tiranía, se sentía republicano pero su patria era el mar, donde era libre. Está considerado como uno de los poetas más importantes del siglo XX". El escritor, poeta y etnógrafo Albino Suárez, gran amigo y biógrafo de Alfonso Camín, fue el encargado de presentar el homenaje al poeta asturiano que acogió el viernes, con lleno absoluto, la Biblioteca de Asturias, en el Fontán. Suárez recriminó a las autoridades el olvido en que se encuentra el poeta gijonés, que pasó gran parte de su vida en el exilio entre Cuba y México, donde escribió muchas de su obras, antes de retornar a Asturias definitivamente en 1967. "Es incomprensible que nuestras instituciones tengan olvidado al mejor poeta del pasado siglo XX", recalcó.

Junto con las intervenciones de Suárez brillaron con luz propia los miembros de "La caravana del verso" dirigidos por Joaquín de la Buelga, recitador, al igual que Felipe Prieto y Cristina Rudolph, también cantante. Momentos de gran brillantez y muy emotivos sabiamente combinados con la belleza del baile y la danza de Sandra Risueño sin olvidar las intervenciones del cantautor asturiano Rafa Lorenzo, quien recientemente ha publicado su último disco donde pone música a poemas de Camín con el titulo de una de sus obras más conocidas, "A hierro y fuego". "El oso y el rey" y "sonecantos" fueron dos de los temas que interpretó.

Poemas recitados

Los miembros de "La caravana del verso" recitaron, entre otros poemas, "Yo soy una canción suelta", soberbiamente interpretada por De la Buelga, "Cara a cara", impresionante en la voz de Felipe Prieto; "Tormentas", "Donde impera un tirano" o "Siete hombres". En el capítulo dedicado a Asturias por Camín los aplausos aún se hicieron más intensos tras escuchar, en las voces de Prieto, De la Buelga, Rudolph (acompañada en ocasiones a la guitarra por Dani Coto) y Lorenzo, poemas como "La pastora", "El Molino", "Fauna astur" o "La casa de la peñuca". El acto lo despidió Joaquín de la Buelga con la lectura de "A hierro y fuego", en honor al maestro que pasó media vida en el exilio. "Vaya este último poema dedicado a todos los que tienen que irse, como antaño hicieron otros, en esta caso por culpa de una guerra económica, a buscarse el sustento fuera de su tierra. Entre ellos está uno de mis hijos", señaló antes de iniciar la lectura del poema con que se cerró el acto.
< >