Oposición, de Juan López-Carrillo


OPOSICIÓN

Cómo me encantaría
opositar a tu cuerpo.
Que dejaras de llamarme
Juanito del alma
y pasara a ser, de una vez,
Juanito de tú corazón
y de tus ojos y de tu boca
y de tus pechos
y, para qué callarme,
de tu vientre, de tu coño,
de tus suaves y bellas piernas.
De todo ese temario,
adorable y complejo,
que mueves con soltura
y con precisa armonía
por las amplias avenidas
de la visión, de la lujuria
y del conocimiento.
Opositar por ti
para opositar contigo
contra los muebles
y contra las camas.
Opositar sobre el césped
o sobre el respaldo
del asiento de un coche.
Opositar...
donde sea y como sea.
Opositar con denuedo,
lograr el merecido aprobado
que me haga funcionario
-con dedicación exclusiva-
de tu estudiada e inaccesible anatomía.




(C) Juan López-Carrillo
Los muertos no van al cine
Voz: Joaquín De la Buelga
Selección musical: JBP
LA CARAVANA DEL VERSO
2013