Venid todos, de Ramón García Mateos



Venid todos: aquellos que han pisado la sombra del desastre; todos los que bebieron ponzoña en un dedal de oro y parafina; también quienes ignoran la seda y el granito, el basalto y la lluvia. Venid todos: todos los que hicieron de la sarga caricia, del abrojo ternura; aquellos que sellaron el cauce de la noche con vómitos de sal; también los que besaron los labios de la muerte, sin asco ni memoria, ahítos de tanta podredumbre, de tanta soledad. Venid todos a cubriros de tinta, venid los soñadores, los enfermos de luna, los ancianos que saben los secretos del aire, las viejas celestinas, los muchachos que esconden en su almohada una flor; todos, todos, venid desde el deseo, desde el ansia de espejos —un abismo sin fondo—, venid, alzad los brazos, que alcancen las estrellas, que borren los recuerdos, que escriban por mis manos un verso en el que habiten la cal y el cloroformo, mariposas y algas, el aliento flagrante de un sueño sin retorno.

(C) Ramón García Mateos
Voz: Joaquín De la Buelga
Selección musical: JBP
Edición: María García Esperón
La Caravana del Verso
2012

< >