Joaquín de la Buelga presenta a Copo de Algodón en el Centro Cultural Niemeyer de Avilés

Gracias, María y Fernando, por vuestra presentación.

Buenos días, es un placer para mis compañeras de mesa y para mí, dar la bienvenida a este extraordinario Centro Internacional de Cultura, “Niemeyer”, a toda la gente menuda y profesores del Colegio Público de “El Quirinal”, que, hoy, con motivo de vuestro 25 Aniversario, nos acompañáis.

Deciros que me llamo Joaquín de la Buelga, podéis llamarme Joaco, y si preferís hacerlo en nuestra lengua vernácula, Xuacu. Soy el fundador y director de un grupo poético que se llama, La Caravana del Verso, cuya principal dedicación es la de recoger las palabras más bellas que otros escriben, y, como los antiguos juglares o contadores de historias, llevarlas de acá para allá, lanzarlas al viento o dejarlas caer en vuestros oídos, con dos únicos objetivos. De un lado, conseguir que les perdáis el miedo, y de otro, ayudaros a descubrir su poder oculto, que lo tienen, y,aunque os parezca mentira, muy grande.

Pero, hoy, las protagonistas, son las dos bellísimas princesas que me acompañan en la mesa, pues, habéis de saber que, yo, solamente soy paje.

Mirar, la situada a mi izquierda, la derecha vuestra, se llama Asunción, Asunción Carracedo, viene de un reino cercano y muy vinculado a nuestra tierra, el Reino de León. Sin embargo, pese a tener su país el nombre de un animal tan fiero, a ella nunca le han gustado los rugidos, ni los zarpazos, sino enseñar a los niños, y, especialmente, a aquellos, son su debilidad, que padecen algún tipo de discapacidad y necesitan un poquito más de ayuda y cariño. Para ello, se ha preparado muy bien, pues, sabe de biología, de música, es escritora y poeta, y por si fuera poco, además, se ha convertido en promotora de actividades culturales, especialmente, para vosotros. Si ayer u hoy, paseando por Avilés con vuestros padres o amigos, habéis encontrado algún globo que llevaba colgado una pequeña nube con unos versos escritos, sabed, que, el pasado domingo, en su ciudad, León, muchos niños como vosotros, convocados por ella, cubrieron el cielo con ellos, inundando el espacio de hermosas palabras y mejores intenciones.

La segunda de las princesas, a mi derecha, la izquierda vuestra, se llama María, María García Esperón, viene de allende los mares, de un muy, muy antiguo imperio, cercano en el mapa, a aquellas tierras por donde anduvo vuestro paisano, el que está representado en la estatua que hay aquí cerca, en el parque, D. Pedro Menéndez de Avilés, el Adelantado de la Florida. Su país se llama México. Es también escritora, al igual que una gran entusiasta y difusora de la palabra escrita, siendo su principal inquietud escribir para todos vosotros, niños y jóvenes. Sus textos consiguen reflejar, a la vez que aúnan, la gran tradición cultural y literaria de los diferentes pueblos y civilizaciones que conforman el mundo, lo que le ha servido para obtener reconocidos premios. También promueve y desarrolla diferentes trabajos en Internet, proyectando su mirada y regalándonos, tanto su voz, como la de otros autores y recitadores. Pero, además, se proclama hija, descendiente, de uno de los emperadores de aquel gran país, y de sus distintos pueblos, que dieron vida a los sistemas sociales más evolucionados y refinados, llamado Moctezuma. Su historia y la de su relación con nosotros, los españoles, los conquistadores, nos va a ser contada por ella, por María, la hija de Moctezuma, la princesa, Copo de Algodón, como la llamamos, los que la queremos y admiramos. Estad muy atentos.

Ya termino, solamente me resta decir que, compruebo, con enorme satisfacción, que las palabras del director de este centro, D. Natalio Grueso, en relación a la labor que, como motor y dinamizador de la cultura iba a realizar el mismo, se cumplen y, van a abarcar o atender, no solamente a los adultos, sino, también, a vosotros, niños y jóvenes. Mi enhorabuena, por tanto, junto a nuestro agradecimiento por acogernos aquí. Igualmente, a toda la comunidad escolar del C.P. de “El Quirinal”, a los que reiteramos nuestra felicitación por el Aniversario y por su colaboración. Por supuesto, no me olvido de la Sociedad Económica de Amigos del país de Avilés y Comarca que ha puesto, como siempre, todos sus recursos y sapiencia, a nuestra disposición para llevar a cabo este esta actividad.

Muchas gracias.

Joaquín De la Buelga
< >